Una vida ante Dios

A veces queremos escapar de “lo secular” hacia Dios, pensamos: “este trabajo me hostiga, como quisiera llegar a mi casa a orar y tener comunión con Dios” o “este asunto de la vida me quita tiempo para estar con Dios“. Vemos la vida de forma fragmentada y estamos convencidos de que esta forma de pensar es espiritual. No estoy negando ni desprestigiando la oración privada, el estudio de la Palabra o el día del Señor, solo estoy poniendo atención a la manera en que oponemos nuestras tareas diarias a estos medios de gracia, pensamos que solo ciertas cosas glorifican a Dios.

¿Te has puesto a pensar lo triste que seria si esto fuera verdad: Ser un cristiano que quiere amar y agradar a Dios pero sin embargo tener el peso de alejarse de El cada día cuando vas al trabajo o cada vez que entras al salón de clases pues esto es ‘secular’? Lamentablemente este pensamiento es el de muchos cristianos que ven en sus vidas una incomoda dualidad.

Escuchamos: “¡Que maravilla, estudias teología, que privilegio! lamentablemente yo soy un simple medico“, como si el cristiano que dedica su vida a la medicina tuviera menos estima ante los ojos de Dios en sus labores diarias. Por otro lado también se dice “sirvo a Dios a tiempo completo“, lo cual nos muestra una vez mas la desintegración con la que concebimos el mundo.

Los reformadores respondieron que lo contrario a vivir esta dualidad era vivir un vida coram Deo.

(1) ¿Que es coram Deo?

Es una frase en latín que significa: “en la presencia de Dios o ante el rostro de Dios“, esto significa bajo su autoridad y para su gloria.

Una conciencia de que nadie escapa a la mirada y escrutinio de Dios da como resultado una consistencia en la vida, una armonía en todas sus áreas. Coram Deo es “una vida vivida por principios, no por conveniencia; por humildad ante Dios, no por rebeldía. Es una vida vivida bajo la tutela de una conciencia que es cautiva de la Palabra de Dios.”

(2) ¿Cual es la base del coram Deo? 

He aquí la respuesta mas breve que puedo dar: la justificación. Dios nos dice que por la sola fe en Jesús se nos regala la justicia de Cristo por pura gracia. Vemos aquí un resultado muy practico de la justificación: que ya no estamos bajo la ira de Dios sino que en Cristo Jesús podemos servirle sin temor, descansando no en nuestras obras sino en las de Jesús.

Escribo todo esto por la tristeza que me da cuando olvido este tema y por la pena que me produce el ver a cristianos sencillamente odiando la mitad de su vida porque piensan que les estorba ante Dios.

Amigos, el hombre entero puede ser dedicado a Dios en todas sus actividades y disfrutar una vida coram Deo.

Esto significa que si una persona cumple su vocación como herrero, abogado o ama de casa coram Deo, entonces esa persona hace cada mínima cosa de su trabajo tan religiosamente como lo hace un evangelista que trabaja ganando almas. Esto significa que David era tan religioso cuando obedecía el llamado de Dios siendo pastor como cuando fue ungido con la gracia especial ser rey. Esto significa que Jesús era tan religioso cuando trabajaba en el taller de carpintería de su padre como lo fue en el Jardín de Getsemaní. R. C. Sproul

Anuncios

3 Respuestas a “Una vida ante Dios

  1. Amén, mi broder.

    Qué lástima que esos pensamientos tan sutiles se hayan apoderado de nuestras iglesias y nos arrebaten día a día, y en forma sutil, el gozo de comprender y vivir mejor la plenitud del Evangelio.

    Me gozo al leer esta publicación porque, como decía Judas, debemos contender por la fe dada a los santos… y creo que parte de esa “fe” revelada en las Escrituras es la revelación de nuestro deber de proteger este Evangelio verdadero, genuino, poderoso, no reducido a un “ticket para el cielo”, sino de un transformador integral de almas, mentes y espíritus (no soy necesariamente tricótomo, es solo una forma didáctica de explicarlo jaja).

    ¡Por una vida coram Deo!

  2. Pancho

    Que así sea, que el Señor nos mire favorablemente y nos conceda revelación en torno a este asunto

  3. Sergio

    Siempre he pensado en esto, pero nunca he podido explicarlo, y nunca nadie me lo a corroborado.
    Que bueno saber que no estaba equivocado.
    Gracias Jorge.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: