“.. no lo sabemos”

“.. pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos” (Romanos 8:26)

 

Me parece insólito a veces frustrarme por no saber qué pedirle a Dios cuando la misma Biblia no tiene vergüenza en dar a conocer este hecho de los cristianos. Pensando en esto recordé aquel famoso versículo que está en Jeremías 33.3:

“Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.”

Me pregunté: si Dios le enseñaría cosas cosas que no conocía ¿cómo podría Jeremías anticiparse a pedirlas?

Otra vez la Biblia me demuestra que la oración no gusta de vestidos elocuentes, ni busca la corona de la retórica, sino que es compañera de la fe, humildad y perseverancia. La oración que importa no es la sabe tanto de sí misma sino la sabe y espera de Dios mismo.

Dios nos ayude a entender que más importante es clamarle para que nos enseñe que dirigirnos a Él creyendo saber algo.

“[Dios] es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos.” Efesios 3.20

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: