Mi querido Jesús

Mi corazón está latiendo,

golpea fuerte mi pecho,

¿cuánto tiempo sin darme cuenta

que tenía uno?

Tú lo has despertado,

por ti se acelera,

anhela escucharte,

se serena e impacienta

y es que ha visto tu gloria.

Aviva mi corazón,

que no se apague,

que sea fuego

que ilumina,

que calienta

y disipa las tinieblas,

que reúne a los cansados,

que presta cuidados,

que comparte el pan,

que cura al que ha caído,

que te vive a ti

y que por ti vive.

A ti, Jesús,

la gloria,

por tu misericordia,

a ti por tu bondad,

por ser el fuego que mantiene el mío,

por ser el pan que alimenta mi vida,

por ser la luz que me ilumina,

mi refugio, mi descanso,

quien cura mis heridas y

me imparte su vida.

A ti, Jesús,

la gloria para siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: